lunes, 21 de febrero de 2011

Concurso: Historia 1

Arranca el concurso Anti San Valentín, ya recibimos sus historias, se irán publicando durante esta semana con un número de serie. El viernes se abre la encuesta para que voten a su preferida. Las ganadoras se llevarán clases de pilates y libros de la editorial.

La primera historia, la número 1, es la de May, la compartimos:



No se por qué rayos dicen que el primer amor es el mejor ¿En qué Fuck piensan cuando sueltan esa frase tan al azar como si fuera verdad? Todos sabemos que el primer amor es el peor, el más estúpido, más incómodo, más doloroso, vas a ciegas en todo momento... Prueba y error, prueba y error. Y el mio no fue la excepción.

Mi primer novio, no quisiera dar nombres para proteger su identidad pero, digamos que empezaba con "I" y terminaba con "van", fue mi mejor amigo desde mi más tierna pre adolescencia, en la cual cabe aclarar que el era un gordito, quiero decir que no era agraciado y parecía algo torpe. Yo me juntabas con su hermana y su hermano mayor, incluso su madre era como la siamesa de la mía, casi imposible que no fuéramos unidos.
Obviamente mi last... quiero decir mi cariño lo confundió, y terminó enamorándose, el problema fue que yo no. Aún así lo intentamos, pero como buen amor de adolecente, fue muy comercial y catastrófico.

Volvimos a retomar la amistad, Pero si pasó una vez pasará dos: ahora yo flechada estúpidamente, y el... mmm, digamos que solo resentido por la primera vuelta. Eso no nos llevó a nada bueno y de vuelta a la "Zona de amigos". Como no hay dos sin tres, caímos víctimas del dicho: "Se puede pasar de la amistad al amor, pero no viceversa". Esta fue la vencida, por fin los dos enamorados, felices, simplemente terminamos porque se fue con la familia a Fiji ¡¡NO, es mentira!! ojala hubiera terminado así...

Él era muy tímido, e inseguro, exacto "era"... Como pensaba que me perdería con alguien más atractivo, se mató de hambre y gimnasio, se cortó el pelo, se compró ropa, el cambio al principio me pareció tierno y me sentía bien al saber que él cambiaba por mi, pero ¡qué ilusa por Dios!
Sin mentirles , ése proyecto "Frankestein", salió perfecto, le sacaría un suspiro a cualquier chica, pero eso sólo por fuera. Yo había creado un monstruo, completamente narcisista y estereotipado.
Se terminó convirtiendo en el "Charming prince" de cierta película, coff shrek!coff, les juro que me hubiera quedado con el ogro.

Cambio de amigos, comenzó a salir, a burlarse de otros. Bueno hasta ahí todo normal, yo lo único que quería era que fuera feliz, a pesar de que se comportaba diferente y había veces que sólo me sentía "la novia trofeo", seguí fielmente a su lado. Hasta que, sucedió lo inevitable, sino no estaría escribiendo para esta página. Llegó el cumpleaños de su hermano, y yo lleve a unas amigas con quienes sólo salía yo. Fui al baño y cuando volví todos me miraban con cara de lástima, algunos incluso se reían disimuladamente. El motivo: el nuevo lindo se comía con una de mis amigas en un sofá en medio de la fiesta, ¡podrían haber hecho un hijo con ese beso!

Para empeorar mi humillación, me quedé inmóvil, apenas reaccioné cuando su hermano con lástima, me llevó a su cocina antes de que estallara en llanto. No escuché ningún consejo y obvio, para ganarme el premio de la mas tarada de la noche, me junté con mi "novio" a hablar, en realidad fue un monólogo de su parte: no quiero hacerte sufrir, bla bla, perdoname, dame otra oportunidad bla bla bla, te quiero.

Dejé el episodio atrás y seguimos hasta que llegó el cumple de otra amiga, que justo estaba con su hermano. Fuimos todos, fotos de parejitas románticas, un par de tragos y desapareció. Una chica se apiado de mi búsqueda y me dijo que lo había visto cerca de la escalera que daba a una terraza, subí sólo unos escalones, hasta que escuché sus voces: la suya y la de la cumpleañera. Otra vez la maldita parálisis, aunque por dentro sentía que todo se desmoronaba. No se si fue el miedo, o pasar mas humillación publica, que me volví a la fiesta puse mi mejor sonrisa fingida e hice como si nada hubiera pasado aunque invisiblemente lloraba ¿No odian esa sensación? A los días su hermano me contó lo que yo ya sabia, mi novio se había acostado con ella.

Pasaron los meses, y mi "cuñado" formalizó con la chica, cabe aclarar que él es de los buenos. Me pidió que me juntara con ella y tuviera una charla de chicas, para ver qué le podía regalar por su aniversario. Trangándome el poco orgullo que me quedaba lo hice, además ella no sabia que yo los había visto. Nos juntamos en un bar, y cuando se fue al baño, dejó su celular en la mesa. Le llegaron un par de mensajes, la curiosidad mató al gato, y era mi novio Invitándola a hacer lo que hacían cuando se veían otra vez, la trataba como a la peor pero a ella no parecía importarle. Leí un par más, y fue suficiente para saber que yo era la única boluda.

jugamos "a la Pero no iba a dejarlo... sano. No le pagaría con la misma moneda, porque no es lo mio. Pero necesitaba que hiciera algo mas por mi, después de todo me lo debía. Por suerte, o por desgracia, después de dos años entré en razón, y planeé muy bien lo que haría. Llegaron las vacaciones de verano, y junto con todos mis amigos, incluyéndolo, nos fuimos a las montañas a una casa. Allácasita feliz", teníamos nuestro cuarto, nos quedábamos hasta la medianoche en la piscina, le enseñé a nadar, le cociné, bailábamos lentos antes de dormir, hice de ése viaje una luna de miel, mostrándole lo lindo que seria un futuro juntos los dos.

Pasé Navidad con él mostrándome como la novia modelo, pero con el año nuevo vida nueva. La noche del 31, la pasé en su casa y en la mañana del primero, por fin me dijo lo que nunca me había dicho:

-Te amo, te amo, te amo... perdón por no decirlo antes, pero estos días... ah te amo, no puedo creer que sigamos juntos.

-Yo tampoco - como si sus palabras hubieran sido un switch, me levante del sofá donde estábamos acurrucados y sin decir mucho, le dije adiós. Sé que dejaba un pedacito mio ahí, también sabia que después de eso me odiaría, puede parecer cruel terminar así, pero espero haya aprendido lo que es tener el corazón roto. Por lo menos ahora ya no se pone de novio, lo se porque su hermano se convirtió en mi mejor amigo cuando le pedí que revisara el celular de mi ex, para que viera los mensajes a su novia, porque chicas malas también las hay.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que bueno hubiese sido si la protagonista de la historia empezaba una hermosa historia de amor y fidelidad con su cuñado! ¿Fue así? ¡Ah, no! Cierto que son historias anti-SanValentín. = )
¡Muy buena igual!

Jus dijo...

un aplauso! MUCHOS aplausos!! :)

{ D a n i e l a } dijo...

GENIA! No existe otra palabra. Jajaja!
Igual, creo que ni ahí me hubiese bancado la humillación. Una vez CAPAZ, más veces.. NO.
Ojalá el estúpido haya aprendido.

Jesi dijo...

Wow! me encanto, la planeo biennn!! igual, como dijo Daniela.. ni ahi me banco la humillacion.. pero bue, te salio 10 puntos May!

yop! dijo...

bueno bueno pues yo soy de las que nunca logro hacer esas cosas pero eso si despues de esas humillaciones era lo minimo que se esperaba :D

Virginia Schiavo dijo...

Exceleeeeeeeeeeeeente!!!!

Anónimo dijo...

ME HAS DADO INSPIRACION PARA HACER ALGO

Morella dijo...

ojala algun dia pueda hacer eso con mi ex jaja

Anónimo dijo...

Yo creo que esta mal lo que hiciste.. debiste dejarlo en su momento.. perdiste tiempo.. sabiendo que no lo amabas, y para que??