jueves, 28 de octubre de 2010

La cenicienta, version moderna y real...

Podría ser el guión de una película de suspenso pero lamentablemente, es una historia real. Carolina, intentando dejar atrás fantasmas, comparte con nosotros el momento más triste de su vida.


A los 18 años me puse de novia, y tal vez esto parezca una historia de pendeja que te está contando que tuvo un novio un año y la dejó, pero esto es un poco más complejo. Si bien a los 18 años me puse de novia, con una persona más joven que yo, pasado un año decidimos vivir juntos.

Y si. Una persona menor de 18 años no te puede dar nada, pero yo nada tenía tampoco en ese entonces, vivía en una casa donde los problemas eran descargados a mi, dormía poco y nada, iba a una escuela doble turno, ya nunca tenía paz, sólo cuando iba a ver a mi novio a 150 km de distancia (un colectivo, un tren, un subte y un micro y 6 cuadras de distancia) tenía paz. Él era el amor de mi vida, el amor de una adolescente llena de pesares.

Su madre me quería mucho, siempre decía que le hubiera encantado que sus dos hijas (menores que él) fueran así de educadas. Decía que ellas eran un poco malas por la falta de su padre, un marido golpeador que fue desterrado por su mujer, y que ella no imponía disciplina porque había erradicado la violencia de la casa. Esta mujer me invitó a quedarme a vivir con ellos. Dijo que no hacía falta que le diera nada, sólo que trajera mis cosas y lo único que pedía a cambio era que no permitiera que su hijo dejara la escuela, pues este era muy inteligente pero tenía algunos problemas para cumplir (una señal que yo debí haber visto), que ayudara a que él cumpliera con la escuela y que siguiera fomentando sus dotes de escritor con un segundo libro publicado por él.

Entonces una mañana me fui de casa sin decir nada. Junté mi vida en un bolso verde mediano deseando salir sin ser escuchada, lágrimas de por medio sabiendo que nunca me iban a perdonar esto mis viejos, mirando mi triste habitación que compartía con mi hermano y pensando en él, ese "hombre" que me amaba y me juraba amor eterno, una casa feliz, una vida mejor, mucho amor y mucho cariño. Y así fueron las primeras 8 semanas.

Vivíamos con él en el garage, que estaba ambientado como una habitación. Yo ayudaba en la casa mientras buscaba un trabajo e iba a la escuela, mi suegra al comienzo decía "gracias" y él al comienzo hacia las cosas a la par mío. Mis cuñadas no me hablaban, pero yo entendía que era una extraña en su casa. Pero con el tiempo las cosas fueron cambiando. Mi suegra empezó a pedir más y más favores, y pronto los favores fueron órdenes. Mi novio se transformó en la fiel imagen de su padre, la que me relataron, y luego de unos cuantos meses empezaron las peleas a la madrugada, como a esta hora. Siempre a las 3. Y pasaba el tiempo y los golpes se volvían más fuertes, primero eran cachetadas, luego piñas, luego patadas, y siempre mucha sangre y muchos moretones.

Tras de eso, el único trabajo que pude conseguir fue limpiando la casa de una señora, la cual a veces me tenía todo el día lavando y limpiando y me mandaba a casa a las 21.30 con $10 en el bolsillo y mucho cansancio.

La plata que juntaba me servía para aportar algo y comprarme ropa, ropa que me duraba semanas y luego aparecía manchada con lavandina o cortada con rabiosos tijeretazos. Y por más que yo me quejara nunca eran castigadas las culpables.

Y así estuve un año entero, viviendo en una casa sintiéndome cada día que pasaba una pobre negra de mierda que trajeron para limpiar. Mi suegra me extorsionaba diciendo que después de todo yo no tenía a donde ir, y era cierto. Yo me había ido de casa y lo sabía bien. A veces lloraba de noche, en la oscuridad de un triste garage, tratando de ahogar lo más posible el llanto porque al lado mío dormía la persona que yo amaba, la persona que me miraba a los ojos y me decía "te amo" y la que en noches como esta y a esta hora, si me escuchaba llorar me levantaba de los pelos y me tiraba al piso para patearme y escupirme.

El tiempo fue pasando, en resumen de muchas cosas, y un día llegó diciembre. Un 19 de diciembre yo tenía pasajes para venir a pasar año nuevo en casa con mi familia. Me había animado a pedirle a mi vieja perdón por haberme ido y permiso para compartir con mi familia un brindis ese 31. Iba a viajar el 28 temprano junto con él, íbamos los dos a pasar unos días en compañía de mis viejos y mi hermano y luego volveríamos a su casa. Pero ese 19 se terminó de pudrir todo.

Yo había comprado ropa con todo el esfuerzo del mundo, me había comprado un pantalón y una remera que pensaba estrenar en las fiestas, y ambas prendas aparecieron rotas en pedazos. Y yo le exigí a él explicaciones, pensando que alguna vez iba a defenderme de la hijaputez de sus hermanas y el desinterés de su madre. Nos peleamos. Y yo fui a llorar al lavadero que estaba junto al garage, entre el llanto y la bronca, las risas lejanas de mis cuñadas y en mis oídos un "negrademierda, negrademierda, negrademierda..." le di un manotazo a un vidrio de la puerta. El vidrio estalló en mi mano y me cortó la palma.

pegar con un palo de escobas y No recuerdo bien lo que pasó después, sólo recuerdo a mi suegra insultándome y queriendomegritándome "yegua, negra de mierda, puta, loca, enferma" y a él ahí, mudo, mirándome sin decir nada. Ella seguía gritándome y esta vez si, golpeándome con ese palo maldito. Yo rogándole que ya no me pegue más y me escuche, mi mano seguía sangrando más. Lo único que pensaba en ese momento era en un médico, quería que me parara de sangrar la mano y pensaba que iba a hacer ahora, porque ella no me iba a dejar quedarme una noche más y yo recién volvería en 9 días a ver a mi madre. ¿qué iba a hacer durante 9 días? No tenía amigas, no conocía a nadie más que ellos. Y ahí estaba él, mirándome.

Ella se negó a llevarme al médico ya que decía que en el hospital harían una denuncia por violencia familiar. Para evitar que yo me fuera sola en la noche cerró el portón de la calle con llave. Yo me fui al garage a buscar restos de ropa para ponerme en la mano, mi remera nueva color rojo sirvió muy bien. Apreté fuerte en la herida y me senté a pensar.

Él me mataría en la noche, a las 3 de la mañana mientras todos estén durmiendo, y yo tenía muchísimo miedo ya que no podría defenderme sola. Él odiaba mi llanto y siempre sospeché que le gustaba mucho tener razones para pegar.

Escuché la conversación que tuvieron él y su madre. Parecía una conversación de mafiosos, planificando qué harían conmigo como si yo fuese un testigo de asesinato. Arreglaron que yo me quedaría hasta el día 28 en su casa pero sin salir a ningún lado, para que los vecinos no vean que me lastimé ni pregunten cómo había pasado, y luego del 28 no volvería nunca más.

Y así fue. Me quedé esos 9 días en esa casa. Esa noche me acosté a dormir y mi mano empezó a doler como si me estuvieran arrancando la vida por la palma. Él durmió a mi lado mirando hacia el otro lado, me dijo que no le hablara y que no quería escucharme llorar, juró por dios y por su puta madre que si yo habría la boca me mataría. Yo lloré a las 3. Me arrodilló y me pegó un rodillazo en la boca.

Así pasé la Navidad. Comí pollo de delivery con un nudo en la garganta imaginándome qué me dirían en mi casa. Esos días, tanto los 9 días de espera con una mano lastimada, con el miedo de llorar de noche, con los golpes, con los moretones, fueron los días más amargos que viví. Así como toda esa estadía en una casa donde el amor era un decorado para la visita. Luego de los 9 días de espera volví a la casa de mis papás, incluso con la compañía de él, el cual no quería que viniera sola.

Una semana después él se fue y yo me quedé. Nunca más lo volví a ver.

27 comentarios:

Silvia dijo...

CARO:TENGO DOS HIJAS MUJERES UNA DE ELLA TIENE ESA EDAD...NO TE IMAGINAS CUANTA ANGUSTIA Y TRISTEZA ME PRODUJO TU HISTORIA...
LAMENTO LO QUE HAS PASADO..NADIE PUEDE LLEGAR A ENTENDER COMO EXISTEN ANIMALES COMO ESOS....
SUERTE PUDISTE ESCAPAR A ESA LOCURA...
SIEMPRE LA FAMILIA POR DIFICIL QUE SEA LA RELACION ...PUEDE ESCUCHAR....
ESPERO LA VIDA TE REGALE UN GRAN AMOR Y UNA VIDA DIGNA DE CONTAR...
RECUERDA CARO SE PUEDE...ADELANTE!!!
BENDICIONES.BESOTES.
SILVIA CLOUD

yop! dijo...

Lo siento tengo que decir.... que hdp!...

Sin duda me dejo un nudo en la garganta esta historia lo bueno fue que lograste salir de esta y aunque cuesta.... la vida te permite seguir adelante....

ASi que animo adelante y como dijeron arriba adelante que si se puede!!!......


Besos...

Guander Guoman dijo...

Qué horror... Esos tipos (ni siquiera se los puede llamar hombres) no merecen vivir. Me dio mucha tristeza leer tu historia, pero sos un ejemplo y la voz de las miles de mujeres que sufren en silencio por "el amor de su vida."

Gracias por compartir tu historia. Ojalá te deshagas de estos fantasmas de una vez y para siempre.

Vicky dijo...

Tu historia me recuerda mucho a un caso de mujeres asesinas en la que a la novia del hijo, los padres la hacer vivir con ellos, y le propinan todo tipo de violencia, física, psicológica y sexual, es un horror lo que te tocó vivir, espero que puedas superarlo y que esa familia obtenga su merecido por medio de la justicia divina, eran uno peor que el otro, ojalá no existiera gente como ellos.

Guerrero de luz dijo...

yo diria que los busquemos y los caguemos a palos a todos ellos, a el por cagón y a la madre por enferma.

Perdón, me salió asi, me dió bronca!!!!!!

Liz dijo...

POr dios, com ote pudieron hacer eso y.y so unos animales inmundos horribles, es que no lo puedo creer.

Amiga, bendiciones para ti.

Anónimo dijo...

pensé que eso solo pasaba en las películas.. que HDP !!! menos mal que ya no estás con esa familia y espero que Dios te de la fortaleza de seguir adelante y alivie ese dolor interno.

Edith-México

Fulana dijo...

No lo denunciaste nunca? La violencia no se debe callar, BASTA de hacernos las victimas, porque todas tenemos la oportunidad de denunciar el maltrato... no justifico los golpes, me parece algo terrible y de muy poco hombre, pero la que calla permite los golpes...
Ojala nunca mas vivas algo asi, y hace la denuncia, porque ese hijo de puta y su vieja la tienen que pagar!!

Anónimo dijo...

no denunciaste todo esto a la justicia?

Elisa007_ Estrellandose contra el mundo que la rodea dijo...

se lo que es pasar por eso... hay gente mierda en este mundo... pero la vida siempre da revancha...

Walkiria dijo...

¡Por Odín! me quedó la sensación de angustia y hasta miedo recorriendome la espalda... No puedo entender como existe gente tan retorcida e hija de puta, si la justicia no hace nada, en algún momento la vida misma se va a encargar de castigar a todo aquel que nos haya lastimado alguna vez!

Moncha J Smith dijo...

Debería existir una agrupción de mujeres matonas, en caso de violencia familar se les llama: 0800-lasmatonas y van y cagan a piñas al responsable. Porque una familia así se lo merece. Perdón si ofendí a alguien pero la verdad me da mucha bronca esta clase de cosas.

Marcia :] ♥ dijo...

Tu historia me destrozó.
Lo unico bueno es que ahora estas bien y tranquila junto a tu familia
Suerte!

Anónimo dijo...

gracias por publicar esta historia, estas cosas tienen que saberse para que a nadie le parezca "normal" recibir estos maltratos y esta violencia en nombre del amor.

Starla dijo...

Gente, en Argentina las denuncias por violencia familiar no sirven PARA NADA... PARA NADA. NADIE de la justicia te escucha. Cuando estas esperando para hacer la denuncia te tratan como si fueses (perdón por las palabras) una negra de mierda. NADIE te da bola. Para lo único que te sirven las denuncias es para amontonarlas, hacer MUCHAS y después conseguir te un BUEN abogado. Pero con las denuncias solas no se hace nada... lamentablemente en este país (y en muchos otros) es así.
Y aparte no es tan facil decir "el que calla, permite los golpes". No es así, la mujer golpeada termina muchísimo más "enferma" que el que maltrata... es algo completamente lógico que la mujer lo intente callar, ocultar...

Realmente esta historia me hizo sentir como el orto. ¡Pobre mina!

Carolina dijo...

Muchas gracias por el apoyo a todos. Me he sacado un peso enorme al poder contarlo, le agradezco enorme e infinitamente a Capitana del Espacio que me dio justamente un pedacito de su espacio para poder desahogar un poco toda la bronca y el dolor que sentí y que hoy todavía siento pero que de a poco voy alejando de mi.

A veces incluso yo me sentía merecedora de los golpes. Cosa que nadie puede imaginarse. La frase "Yo te pego pero porque vos me obligás" siempre me retumba en la cabeza. Alguna vez la creí cierta. Pero una se vuelve ciega y vulnerable. El miedo es un cáncer que te destroza y te hace frágil.

Sé que muchos preguntan si hice alguna denuncia. La respuesta es no. Tuve miedo en ese momento y ahora que estoy lejos siento que no serviría de nada. Es como dijo Starla: No sirve para nada cuando hacés una denuncia, y menos aún si toda la violencia ya es en tiempo pasado. Hoy por hoy hay miles de mujeres que pasan cosas similares e incluso peores y no las atienden a ellas ¿Por qué habría de importar hacer justicia por mi ahora, que ya estoy lejos y bien? Creo en la justicia y sé que todo vuelve. Siempre todo vuelve.

A veces me despierto a la noche y siento que estoy en el garage. Cuando veo la foto de mi hermano y yo en la pared siento un alivio inigualable.

tia elsa dijo...

Por favor que pesadilla! que suerte que no lo viste más! Besos tía Elsa.

LaVieEnRose dijo...

Dios santo se me heló la sangre!! Ojalá q hayas podido dejar atrás todo esto y q esa gente maldita se haya pudrido en su propia mierda. Lo importante es haber podido irte...yo no se que haría si a una hija mia le pasa algo asi...

Besos.

Paula dijo...

Dios mío, me puso re mal esta historia.
Tengo una hija y les aseguro que el que se atreva a hacerle algo así, más vale que cave su tumba porque de enterrarlo me ocupo yo. Y no es una frase solamente.

Fuerza y suerte Caro!!!

LS dijo...

Se me pusieron los pelos de punta. por Dios, como no los denunciaste despues... menos mal q has podido salir adelante luego.
Mucha suerte en la vida.

La rubia dijo...

Arriba Caro, sos joven y vas a poder superar todas estas cosas horribles, con tiempo, paciencia y compañía de gente que te quiere y cuida de verdad. Espero que tu historia termine mas que bien, y que seas muy feliz.

Oh, Lula dijo...

Mucha fuerza, Caro!!! Es tristísimo que, siendo tan jovencita, hayas tenido que pasar por semejante horror. Al menos pudiste irte, porque en el capítulo que menciona Vicky de "Mujeres Asesinas" la que termina muerta es, justamente, la pobre chica. Como muchos han dicho, y en la experiencia cercana, las denuncias de violencia familiar son papel higiénico, para lo único que sirven es para que cuando una aparece muerta, en la comisaría las agarren y digan "Ah, sí, mirá: la cagaba a palos" pero peor es no hacerlas. Como espectadora durante años de lamentables circos romanos, mi corazón se conduele de tu calvario, gracias a Dios que no tuviste hijos con él, ni te casaste. Y hasta empiezo a dudar de que el violento de la familia fuera el padre.
Arriba, hermosa, toda tu vida está por delante, a esas mierdas ponelas detrás, si tenés la posibilidad de recibir apoyo psicológico, hacelo, porque un maltratado queda tan o más trastornado que su/s maltratador/es.
Y si no, pasá la dirección y voy con mi grupo comando y le' damo' una buena hossstia, le' damo', eh loco, 'ta to'mal!!
Muchos abrazos

Anónimo dijo...

Caro
por favor, leé esta nota http://www.lanacion.com.ar/nota.aspPuede darte un panorama del accionar de la justicia en casos de violencia familiar. Espero te de alguna herramienta para decidir. Hay que mirar hacia adelante y seguir siempre a pesar de todo, pero los culpables tienen que pagar. Te deseo mucha fortaleza y determinación para ser feliz y nunca mas callar.
un abrazo
Adriana

gabo dijo...

Terrible relato, me bajó el azúcar tras leerlo. Espero que ya estés bien y no te preocupes por esa familia del horror, ya con ser unos infelices les basta y sobra.

floreence. dijo...

Ai Dios ! Esta gente se merece lo peor. Tu 'suegra' se merece que a las hijas las agarren unos chabones que le hagan lo mismo que a vos !
Sé que no está bien desearle el mal a nadie.. pero hay gente que realmente lo merece.
Quedate tranquila que hay mucha gente buena ! Ya vas a encontrar a un HOMBRE con Todas las letras que te trate como te lo merecés- Saludos

Maria Fernanda dijo...

Me dio mucha pena tu historia vi algunas cosas reflejadas en cosas que me pasaban cuando estaba con mi ex. Espero que estes mejor aunqe sé que los recuerdos son dificl de borrar de tu mente! Fuerza ...

Anónimo dijo...

wow... me quede con intriga de saber mas de esta chiika mi facebook es saralachata juarez si alguien puede comunicarme con ella le voy a agradecer mucho :)